Aprendizaje cooperativo y su la relación con las competencias laborales en una universidad privada de Trujillo, 2020Cuadro de texto: Centro Sur. 
Social Science Journal
Octubre - Diciembre Vol 4 No 3 
http://centrosureditorial.com/index.php/revista
eISSN: 2600-5743
revistacentrosur@gmail.com
Recepción: 9 de marzo2020
Aprobación 8 junio 2020
Pag 149-163
Atribución/Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Licencia Pública Internacional — CC BY-NC-SA 4.0 https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/legalcode.es

 

Cooperative learning and its relationship with job competencies in a private University in Trujillo, 2020

 

 

 


Giuliana Marina Castagnola Rossini1

Víctor Raúl Castagnola Sánchez 2

Andrea del Carmen Castagnola Rossini3

Carlos German Castagnola Sanchez4

 

Cuadro de texto: 1 Ingeniera de Sistemas, Universidad Cesar Vallejo, Lima, Perú, Email.  giuliana540@gmail.com, ORCID: 0000-0003-2969-6753,
https://scholar.google.es/citations?user=_n2gLf8AAAAJ&hl=es

2 Maestro en Gestión Pública, Universidad Cesar Vallejo, Lima, Perú, Email.   castagnolavictor1965@hotmail.com, ORCID: 0000-0002-3515-6326, 
https://scholar.google.es/citations?user=UCZIyIQAAAAJ&hl=es

3 Master en Gestión y Comunicación de Entidades Sociales y Solidarias,  Universidad Abat Oliba CEU, Barcelona, España, Email. acastagnolar5@hotmail.com, ORCID  0000-0002-6987-7156, 
https://scholar.google.es/citations?user=hFeIgGwAAAAJ&hl=es

4 Doctor en la Administración de la Educación, Universidad Cesar Vallejo, Lima, Perú, Email
ccastagnola67@hotmail.com, ORCID: 0000-0002-2238-328X
https://scholar.google.es/citations?user=Nz6DMzoAAAAJ&hl=es



Resumen

En la actualidad las competencias laborales de los estudiantes de docencia universitaria deben enfrentarse a distintos escenarios por ello se viene desarrollando el aprendizaje cooperativo en el proceso de enseñanza aprendizaje. La finalidad de esta investigación es determinar la relación que existe entre el aprendizaje cooperativo y las competencias laborales en una universidad privada de Trujillo. La investigación es de tipo descriptiva con diseño correlacional, de corte transversal con una muestra de 30 alumnos, a quienes se encuestó. Se usó como herramienta el software SPSS 24 para el análisis de los datos. Se contrató la hipótesis por Rho de Spearman, logrando demostrar que existe una relación altamente positiva de 0.713 entre el aprendizaje cooperativo y las competencias laborales.

 

Palabras clave: Aprendizaje cooperativo, competencias laborales, competencias profesionales, trabajo en equipo.

Abstract

Currently, the labor competences of university teaching students must face different scenarios, which is why cooperative learning has been developing in the teaching-learning process. The purpose of this research is to determine the relationship that exists between cooperative learning and labor competencies in a Private University of Trujillo. The research is descriptive with a correlational design, cross-sectional with a sample of 30 students, who were surveyed. The SPSS 24 software was used as a tool for data analysis. The hypothesis
was contracted by Rho Spearman, managing to demonstrate that there is a highly positive relationship of 0.713 between cooperative learning and job skills.

Key words: Cooperative learning, work skills, professional skills, teamwork.

 


 

Introducción

En Europa en los 90, surgen replanteamientos en el programa curricular de la educación superior en vista que los programas académicos no eran adecuados para responder a las demandas educativas y para 1998, Francia, Italia, Reino Unido y Alemania, ya integraban al proyecto Tuning como parte de la formación universitaria, posteriormente se da la Declaración de Bolonia en 1999. Ambos proyectos planteando una necesidad de mejora y replanteamiento de las universidades; teniendo como premisa la calidad educativa y regir la educación superior por competencias, acumulación de créditos y distintos enfoques de enseñanza aprendizaje y evaluación (Mendoza y Boza, 2020).

En el Perú, en 2014, se promulgó una nueva ley universitaria 30220, buscando que las instituciones cuenten con los requisitos mínimos para ser consideradas una casa de estudios superior. A mediados del 2019, se ejecutó la suspensión y cierre de varias universidades que no calificaban con este mínimo requisito. Con el fin de obtener calidad educativa, las universidades procedieron a la búsqueda de acreditación de carreras por Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (SINEACE), que valida la calidad de cada carrera profesional; cambiando así a un currículo dirigido al logro de las competencias, apoyados en el aprendizaje cooperativo (AC), forzando a la investigación, al intercambio cultural y a la responsabilidad social (Rodríguez, 2020; Rosas, 2017, p.8).

A medida que el tiempo pasa, la realidad varía, la educación cambia y con ello las estrategias metodológicas para enseñar, esperando que los estudiantes logren distintas competencias acordes al contexto (Garbanzo, 2007, p 44). Con los cambios continuos y rápidos que ofrece la globalización y con la presencia de la multiculturalidad en las corporaciones; requiere de nuevas exigencias, encontrando con frecuencia la competencia de tipo colaborativa o cooperativa para impulsar las relaciones interpersonales con el entorno (Juárez, Rasskin y Mendo, 2019). La enseñanza que ofrece la universidad debe cubrir todas las expectativas para lograr contar con un profesional competente con aptitudes y conocimientos técnicos, además de responsabilidad, ética y capacidad afectiva; que sea capaz de asumir los retos del mundo de hoy, por ello debe usar las distintas metodologías didácticas que planteen los investigadores (Alejandro, 2020, p.1). Una metodología didáctica que ayuda a impulsar al proceso enseñanza aprendizaje de manera efectiva es el aprendizaje cooperativo (AC), no solo es trabajar con otros, sino que engloba una serie de procedimientos de enseñanza, iniciando con la agrupación heterogénea de pequeños grupos con el fin que profundicen su aprendizaje.

El papel que juega la universidad dentro de la formación es estratégico para el desarrollo global; siendo anticipadora de tendencias, generadora de conocimientos y formadoras de grandes profesionales de la sociedad, con la cual se debe realizar una interacción. Por lo mismo, las universidades deben enseñar en un entorno cooperativo, que emplee técnicas o metodologías de aprendizaje grupal. Con ello, los estudiantes potencian habilidades, actitudes y valores que le permitan relacionarse cooperativa y participativamente (Rodríguez, Mercedes y Galindo, 2017). Para Fombona, Iglesias y Lozan (2016), los maestros que trabajen en entornos cooperativos obtienen y forman culturas más positivas, se forman en la colaboración y coordinación entre sus pares, con una actitud y capacidad apoyada en la confianza; consiguiendo un mutuo apoyo y la autoevaluación (p. 522).

Con el fin de mejorar la calidad educativa superior se ha cambiado a un currículo por competencias, por ello las universidades han optado por aplicar el aprendizaje cooperativo en sus aulas. Sin embargo, surgen las siguientes interrogantes: ¿Cuán efectivo es este método para poder conseguir competencias?, ¿Se pueden lograr competencias con un método de aprendizaje cooperativo? y ¿Se está considerando esta metodología didáctica de manera correcta?, a lo largo de la investigación se responde las interrogantes propuestas.

 

La presente investigación tiene como fin mostrar el grado de relación que tiene la metodología didáctica aprendizaje cooperativo y el desarrollo de competencias laborales para estudiantes de docencia universitaria. Como formulación del problema se plantea: ¿Qué relación existe entre el aprendizaje cooperativo y las competencias laborales de los estudiantes de docencia universitaria de una universidad privada de Trujillo, 2020?.

Este trabajo de investigación hace mención algunos antecedentes nacionales, como la investigación de Alejandro (2020), de enfoque cuantitativo, diseño no experimental, corte transversal, tipo correlacional causal. Para conseguir el grado de magister. Tuvo como fin determinar el efecto del aprendizaje cooperativo sobre las habilidades sociales. Tomando como sujetos de estudio a sesenta alumnos de la UPN de Lima, de la facultad de ingeniería civil, usando como instrumento de recolección de datos cuestionarios.  Concluyendo que las variables se correlacionan de manera positiva (prueba de Wald 17,052).

Por otro lado, Flores (2018), en su investigación para optar al grado de magister, referente al aprendizaje cooperativo y el desarrollo de competencias, la misma que se aplicó en una población de estudiantes del tercer año de enfermería, de la Universidad Nacional del Callao, 2017. La investigación es no experimental, de diseño correlacional. Se tomó como muestra 50 estudiantes de enfermería. Concluyendo que el aprendizaje cooperativo se relaciona significativamente con el desarrollo de competencias. Teniendo como resultado un grado de correlación positiva de Pearson = 0.933 con una significancia de 0.05 entre sus variables

De igual manera se presentan antecedentes de tipo internacional, como Santillana (2019), en su investigación sobre el aprendizaje cooperativo y competencias profesionales, realizada en México, para optar al grado de doctor. Con el fin de determinar la consecuencia en la práctica del aprendizaje cooperativo en las competencias profesionales en el contexto de educación preescolar. Tomando como muestra a ocho maestros de preescolar. Usando como técnica para obtener información la encuesta. La metodología de estudio es cualitativa de tipo sociológico educativo usando como método el estudio de casos. Concluye en su investigación que el aprendizaje colaborativo proporciona a los maestros un método didáctico ayudando a tener recursos más dinámicos, enriqueciendo el contenido, a sus actores y las redes de apoyo; destacando que el aprendizaje colaborativo impulsa a los maestros para alcanzar un desempeño competente y acorde al contexto educativo.

 

En cuanto a las teorías de la presente investigación, de acuerdo a la variable aprendizaje cooperativo, para Jonhson, Jonhson y Smith (1997, pp.8-11), se sustenta en tres teorías: La teoría de la interdependencia social por Jonhson y Jonhson (1974, 2014), muestra como estructura la interdependencia social, como las personas interactúan observando y cooperando en el grupo; teoría del desarrollo cognitivo de Piaget (1950) y Vygotsky (1978); pues para Piaget el AC genera la aceleración del proceso cognitivo, forzando a que se cree un acuerdo con el equipo y para Vygotsky las interrelaciones sociales son el eje principal de las funcionamiento mental humano y el desarrollo del mismo; afirma que el aprendizaje es social, se edifica a partir de la cooperación por aprender, comprender y resolver cuestionamientos; tomando como referencia la teoría de la controversia,  la cual señala que la confrontación de puntos de vista distintos abre posibilidad para la reflexión y mejoramiento de conceptos; y la teoría del aprendizaje conductual, pues señala que el aprendizaje cooperativo está diseñado en la promoción de incentivos para conseguir el logro de los objetivos en común.

Las tres teorías concuerdan que el AC impulsa a conseguir logros cognitivos. Sin embargo, debemos rescatar que, la teoría de la interdependencia social es la que más ha promovido el aprendizaje cooperativo, por ello, en la investigación se profundizó en la postura de la interdependencia social. Para Granados (2016), la teoría provee a los maestros una base conceptual que ayuda a entender cómo la metodología adapta a distintos contextos educativos y se aplica a diversos problemas.

Para conceptualizar el aprendizaje cooperativo, D. Johnson, R. Johnson y Holubec (2013), refieren que este tipo de metodología es llevada de manera didáctica en pequeños grupos en los que el estudiante enlace esfuerzos con los demás para ampliar su aprendizaje y el de su equipo (p. 5). Para Slavin (2014), el aprendizaje cooperativo es un método que parte del proceso enseñanza aprendizaje, en el cual se agrupa a los alumnos en grupos pequeños para apoyarse recíprocamente en algún contenido académico (p. 785). Apoya a la sociedad de hoy, por ser globalizada y multicultural, permitiendo a los estudiantes ayudarse a adquirir habilidades cognitivas, sociales y emocionales (Muñoz, Hinojoza y Vega, 2016, pp. 138-139). 

Entre las teorías sobre competencias laborales, plantea Pineda, Pérez y Arango (2012) y Santacruz, López y Morales (2019) tres modelos: el primero, el modelo de competencias distintivas de McClelland (1973) y Mertens (1996, pp.74-78), con un enfoque conductista, centrándose en las funciones que cumple el empleador, refiere que la competencia es el rasgo fundamental del empleado causante del desempeño eficiente en el trabajo; el segundo, el modelo de Corvalán y Hawes (2005), con un enfoque funcional, señalando que la competencia es la muestra de desempeño y resultados concretos parte del desempeño en las funciones realizadas; tercero, modelo planteado por Levy-Leboyer (1997), con un enfoque constructivista, refiriendo que las competencias se desarrollan por efecto del análisis y respuesta a problemas que se dan en el proceso de su labor. Para McClelland (1973) y Mertens (1996), coinciden que no hay una relación sólida entre desempeño de los universitarios con sus capacidades sociales, referente al arte, música, liderazgo, escritura y la oratoria; señalan que varias investigaciones muestran que los test de capacidades cognitivas permiten el éxito en el desempeño profesional.

En cambio, para Levy-Leboyer (1997), se debe tomar en cuenta que para responder a un entorno actual debemos tener distintas competencias laborales que incluyan no solo aspectos cognitivos, sino también distintas habilidades, valores y actitudes. Para la investigación se considera el uso de la teoría de Levy-Leboyer (1997), de enfoque constructivista. Asimismo, Gavilán y Alario (2012), afirman que, por medio del aprendizaje cooperativo, impulsa a que cada persona se esfuerce, y a la vez se beneficie ella misma y los demás, estimulando una responsabilidad individual y grupal. Esto facilita que en el proceso EA se produzca el conflicto cognitivo.

Para conceptualizar las competencias laborales se puede citar a Sánchez (2018), quien señala que son capacidades que se obtienen por medio de una educación y de la experiencia vivida; llámese actitudes, capacidades cognitivas, artes, técnicas, etc. (p.19). La investigación consideró desarrollar la teoría de Levy-Leboyer (1997), el cual clasifica en tres las competencias laborales, las mismas que se consideran dimensiones: Competencias básicas, para Guamán, Espinoza y Serrano (2017), consiste en el desarrollo de habilidades adquiridas por experiencias y prácticas correspondientes al entorno educativo, que sirven para desenvolverse en la sociedad y ejecutar tareas más complejas. Aprender a conocer, a convivir con los demás, a ser (capaz de actuar con autonomía y responsabilidad). (pp. 84-86). Competencias genéricas, para Muñoz, Medina y Guillén (2015), se refiere a competencias afines con distintas profesiones indispensables como las aptitudes que se toman, los rasgos de personalidad, valores y conocimientos, habilidades básicas tecnológicas, comprensión, desarrollo, práctica y uso crítico, las cuales se perciben en diferentes actividades de un sector o institución (p. 127). Competencias específicas, las cuales Levy-Levoyer (1997), define como competencias técnicas, propias de la especialidad; como también, Páez, Álvarez y Aramburo (2018, p. 179), señalan que las competencias específicas o técnicas, son competencias del conocimiento, las cuales deben mostrar el reconocimiento y desarrollo de definiciones, clasificaciones, construcciones de conocimientos y de teorías científicas, capacidad de análisis, síntesis y analogía. Además, de ser capaz de proponer soluciones innovadoras y creativas sobre necesidades dentro del proceso enseñanza aprendizaje. Considerando competencias docentes de educación superior como el manejo del proceso de enseñanza aprendizaje y la aplicación en entornos de innovación de aprendizaje; permitiendo reflexionar al estudiante sobre sus experiencias cognitivas (González, López y Valdivia, 2017).

La investigación responde a la necesidad del contexto al usar nuevas estrategias de aprendizaje, dar aporte a las metodologías activas del aprendizaje, como es el aprendizaje cooperativo y su relación con las competencias laborales de los estudiantes. El nuevo currículo educativo busca que el alumno este activo dentro del proceso E-A, y se cumple por medio de esta metodología (Granados, 2016). Además de ser una metodología que atiende a la diversidad, es relevante para el desarrollo del potencial y la calidad de la educación; ya que crea ambientes y entornos digitales, incluye y aproxima a la generación Z, impulsa a la interactividad e incrementa la participación de los alumnos (Ferreiro, 2016, p.2).

 

Materiales y métodos

El tipo de investigación fue básica, de diseño no experimental, enfoque cuantitativo, de nivel correlacional. Se empleó por instrumentos dos encuestas, que lograron cuantificar por medio de indicadores el nivel de aprendizaje cooperativo y de las competencias laborales que tienen los estudiantes de maestría de docencia universitaria (Hernández-Sampieri y Mendoza, 2018).

Según la evaluación de características de las dimensiones del aprendizaje cooperativo son cinco: Interdependencia positiva, interacción promotora, responsabilidad y valoración personal, procesamiento grupal y gestión interna del equipo (Johnson y Johnson, 1974; Johnson, Johnson y Holubec, 2013). Estas fueron medidas a través de 16 ítems con escala tipo Likert, donde 1: nunca, 2: casi nunca, 3: a veces, 4: casi siempre y 5: siempre. Para la variable competencias laborales, la evaluación de sus características a través de sus dimensiones: Competencias básicas, competencias genéricas y competencias específicas. Estas fueron medidas a través de 27 ítems con escala tipo Likert, donde 1: nunca, 2: casi nunca, 3: a veces, 4: casi siempre y 5: siempre.

 

La validez del instrumento se realizó por juicio de expertos, dando un resultado satisfactorio. Se aplicó la prueba de confiabilidad con la fórmula de Alfa de Cronbach a la variable aprendizaje cooperativo teniendo como resultado α= 0.78 y a la variable competencias laborales α=0.96. 

Se utilizó un conjunto total constituido por 30 estudiantes de dos aulas de maestría de docencia universitaria de una universidad de privada de Trujillo - Perú, los cuales respondieron a la encuesta estructurada formulada en la investigación. Los maestristas son de la ciudad de Trujillo, departamento de La Libertad, de distintas edades de intervalo de 25 a 50 años, los mismos que se encuentran en su último ciclo de estudios de maestría.

Las respuestas obtenidas permiten conocer la percepción del estudiante de acuerdo al grado de aprendizaje cooperativo y las competencias laborales. Se aplicó encuestas de tipo virtual vía google formularios, se exportaron los resultados y se calculó la confiabilidad; así también, se realizó el procesamiento estadístico mediante software IBM SPSS 24 y se obtuvo tablas y gráficos estadísticos y además se halló el nivel de significancia determinado por Rho de Spearman.

En el presente trabajo de investigación se respetó el derecho de responder a los estudiantes. Para poder encuestar se le solicitó el permiso a la universidad. Se mantiene el anonimato de los estudiantes encuestados en esta investigación.

 

Resultados

Los resultados de la investigación se muestran que desde la percepción de los maestristas el 50% alcanza un nivel alto de aprendizaje cooperativo, mientras que el 40% un nivel medio y el 10% un nivel bajo. Los maestristas han adquirido competencias laborales en un 46.7% logrando alcanzar un nivel alto, mientras que un 43,3% un nivel medio y el 10% un nivel bajo.

Para verificar la normalidad de las variables, se aplicó la prueba de normalidad de Shapiro Wilk, por ser una muestra de 30 maestristas de docencia universitaria de una universidad de Trujillo, se obtuvo como resultado un nivel de 0.05 para la variable aprendizaje cooperativo (se rechaza la normalidad) y un nivel de 0.53 para la variable competencias laborales (no se rechaza la normalidad). Por ende, se verifica que sólo una de las variables es normal, por ello, para la medida de correlación se tomó el criterio de Rho Spearman.

La Hipótesis estadística planteada en la investigación es:

Hipótesis alterna (H1): Existe relación entre el aprendizaje cooperativo y las competencias laborales en estudiantes de docencia universitaria en una universidad de Trujillo, 2020.

Hipótesis nula (Ho): No existe relación entre el aprendizaje cooperativo y las competencias laborales en estudiantes de docencia universitaria en una universidad de Trujillo, 2020

 

Tabla 1 Aprendizaje cooperativo y su relación con las competencias laborales de estudiantes de una universidad de Trujillo, 2020.

Aprendizaje Cooperativo

Competencias

Alto

Medio

Bajo

TODOS

Laborales

%

%

%

%

Alto

11

73.3

3

25.0

0

0.0

14

46.7

Medio

4

26.7

9

75.0

0

0.0

13

43.3

Bajo

0

0.0

0

0.0

3

100.0

3

10.0

TOTAL

15

100.0

12

100.0

3

100.0

30

100.0

 

En la Tabla 1, se observa que los maestristas han adquirido competencias laborales en un 46.7% logrando alcanzar un nivel alto, de los mismos el nivel de aprendizaje cooperativo es del 73.3% alto y 25% medio; mientras que un 43,3% un nivel medio, de los mismos el nivel de aprendizaje cooperativo es 26.7% alto y 75% medio; y el 10% un nivel bajo coincidiendo con el nivel de aprendizaje cooperativo.

El coeficiente de correlación de Rho Spearman es 0,713; encontrando una correlación alta, con nivel de significancia al 1% (p<0.01), la cual se interpreta que el aprendizaje cooperativo se relaciona de manera directa y significativa con las competencias laborales de los estudiantes de una universidad de Trujillo, 2020.

 

Tabla 2. Medidas de correlación entre puntajes obtenidos en dimensiones del aprendizaje cooperativo con el nivel de competencias laborales en alumnos de una universidad de Trujillo, 2020.  

 

 

 

medida

Significación

Estimada

Correlación de Aprendizaje Cooperativo con las competencias básicas

0,793

P<0.01

Correlación de Aprendizaje Cooperativo con las competencias genéricas

0,390

P<0.05

Correlación de Aprendizaje Cooperativo con las competencias específicas

0,663

P<0.01

 

En la tabla 2 se obtiene que el aprendizaje cooperativo y las competencias básicas tienen un coeficiente de correlación de Spearman es de 0,793; con un grado de significancia alta de 0.01 (p<0.01), el cual señala que el aprendizaje cooperativo se relaciona de manera directa y altamente significativa con las competencias básicas de los alumnos de docencia universitaria de una universidad de Trujillo.

Mientras que el coeficiente de correlación de Spearman entre el aprendizaje cooperativo y las competencias genéricas es de 0,390; con ello se indica que tiene un grado de significancia de 0.05 (p<0.05), dando a entender que el aprendizaje cooperativo tiene una relación significativa con las competencias genéricas de los alumnos de docencia universitaria de una universidad de Trujillo.

Por otro lado, el coeficiente de correlación entre el aprendizaje cooperativo y las competencias específicas tienen como medida de 0,663; y significancia de 0,01 (p<0.01).

Se concluye que el aprendizaje cooperativo es directa y altamente significativo con las competencias específicas de los alumnos de docencia universitaria de una universidad de Trujillo.

Se concluye que el aprendizaje cooperativo es directa y altamente significativo con las competencias específicas de los alumnos de docencia universitaria de una universidad de Trujillo.  

La presente investigación ayudará en la toma de decisiones para el uso de metodologías en un entorno académico superiores, servirán de referente para la mejora del proceso enseñanza aprendizaje por medio del uso de metodologías didácticas como el aprendizaje cooperativo en la universidad privada de Trujillo.

En la investigación se plantea la Hipótesis alterna (H1): Existe relación entre el aprendizaje cooperativo y las competencias laborales en estudiantes de docencia universitaria en una universidad de Trujillo, 2020. Por los resultados obtenidos en la Tabla 1 evidencia que la correlación de Spearman es de 0.713, reflejando una alta relación directa con nivel de significancia 0.01 (p<0.01); la cual quiere decir que el aprendizaje cooperativo tiene relación directa y significativa con las competencias laborales en estudiantes de docencia universitaria en una universidad de Trujillo, 2020. Esta conclusión coincide con la teoría planteada por Piaget y Vygotsky, quienes mencionan que el aprendizaje cooperativo genera la aceleración del progreso cognitivo, forzando a que se dé un acuerdo con el equipo y creando competencias (citado por Jonhson, Jonhson y Smith; 1997, pp.8-11).

En el planteamiento de la teoría de Piaget señala el aprendizaje con un enfoque constructivista, buscando el conflicto cognitivo impulsada por la interacción social, además agrega que el aprendizaje debe estructurarse de tal forma que se considere la cooperación, la colaboración y el intercambio de apreciaciones para lograr un verdadero aprendizaje.  Para la Vigotsky (1995), el aprendizaje implica una serie de procesos que se desarrollan cuando el individuo realiza la interacción con otras personas y con el apoyo de sus compañeros, apoyando así la metodología del aprendizaje cooperativo como eje primordial para conseguir un desarrollo cognitivo (Peñaloza-Guerrero, 2017, p. 49-50).

Asimismo, en las investigaciones previas se encuentra Flores (2018) afirmando en su trabajo sobre el aprendizaje cooperativo causa un efecto positivo sobre el desarrollo de competencias y habilidades; considerando el aspecto cognitivo, como el social y sobre la autoestima del estudiante; creando y potenciando el desarrollo de competencias requeridas en el ámbito profesional a desarrollarse, presentó como resultado una correlación de 0,933, con una significancia de 0.05.

 

Así también, en la investigación previa se muestra a Santillana (2019), quien se centra en la búsqueda de nuevas metodologías en búsqueda de un mejor aprendizaje y asevera que las actividades que se puedan realizar bajo la metodología del aprendizaje cooperativo permite fortalecer la construcción de conocimiento y competencias, contribuyendo a una formación integral; por ello propone y afirma en sus resultados que uno de los métodos efectivos y aplicable al contexto para el desarrollo de competencias profesionales es el aprendizaje cooperativo.

Además, para Ferreiro (2016), su importancia prima en la interacción con el fin de inclusión, disminuye la brecha de las nuevas generaciones y de fortalecer la autoestima; logrando así la adquisición de competencias básicas, genéricas y haciendo posible el desarrollo de competencias específicas. Con ello respaldamos la hipótesis general en esta investigación aceptando la correlación entre las variables. 

 

 

Conclusiones

El aprendizaje cooperativo se relaciona de manera directa y significativa con las competencias laborales de estudiantes de docencia universitaria de una universidad privada de Trujillo, notando que el coeficiente de correlación 0.713 con una significancia alta de 0.01.

El nivel de aplicación de la metodología del aprendizaje cooperativo es de alto en un 50% y medio en 40%.

Se ha conseguido determinar que el nivel de competencias laborales de los próximos egresados en docencia universitaria de la universidad privada de Trujillo es alto en un 46,7% y en nivel medio 43,3%.

El aprendizaje cooperativo se relaciona de manera directa y significativa con las dimensiones competencias básicas, genéricas y específicas; de los próximos egresados de docencia universitaria de una universidad privada de Trujillo.


 

Referencias

Alejandro, M. (2020). Aprendizaje cooperativo en las habilidades sociales de estudiantes de Ingeniería Civil de la Universidad Privada del Norte de Lima, 2019 (tesis de maestría). Recuperada de: http://repositorio.ucv.edu.pe/handle/UCV/41715

Flores, R. (2018). Aprendizaje cooperativo y desarrollo de competencias en estudiantes del tercer año de enfermería, de la Universidad Nacional del Callao-Filial Cañete, año 2017. Tesis para optar al grado de maestría. Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle. Lima, Perú. Recuperado de: http://repositorio.une.edu.pe/bitstream/handle/UNE/2479/TM%20CE-Du%204083%20F1%20-%20Flores%20Chiok.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Ferreiro, R. (octubre, 2016). Hacia una didáctica 3.0: El método ELI. Nova Southeastern University, USA. Revista Pedagogia più didattica. 2(2). Recuperado de: https://rivistedigitali.erickson.it/pedagogia-piu-didattica/archivio/vol-2-n-2/hacia-una-didactica-3-0-el-metodo-eli/

Fombona, J., Iglesias, M. y Lozano, I. (junio, 2016). El trabajo colaborativo en la educación superior: una competencia profesional para los futuros docentes. Educação & Sociedade. Campinas. 37(135). Recuperado de: https://doi.org/10.1590/ES0101-73302016147914

Gavilán, P. y Alario, R. (2012). Efectos del aprendizaje cooperativo en el uso de estrategias de aprendizaje. Revista Iberoamericana De Educación, 60(2), 6. https://doi.org/10.35362/rie6021320

González, V., López, A. y Valdivia, J. (2017). Diplomado en docencia e investigación universitaria. Una experiencia formativa para el desarrollo de competencias profesionales docentes en la Universidad de Atacama. Revista Iberoamericana De Educación, 74, 121-146. https://doi.org/10.35362/rie740611

Granados, J. (2016). Multimedia en el aprendizaje cooperativo. Sinergias Educativas, 1(2). Recuperado de: https://doi.org/10.37954/se.v1i2.17

Guamán, V., Espinoza, E. y Serrano, O. (2017). El currículum basado en las competencias básicas del docente. OLIMPIA, Revista de la Facultad de Cultura Física de la Universidad de Granma.  Vol. 14, N. 43. Ecuador. Recuperado de: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6210810

Hernández-Sampieri, R. y Mendoza, C. (2018). Metodología de la Investigación: Las Rutas Cuantitativa, Cualitativa y Mixta. México: Mc Graw Hill Education.  

Johnson, D. y Johnson, R. (1974). Instructional goal structure: Cooperative, competitive, or individualistic. Review of Educational Research, 44, 213-240.

Johnson, D., Johnson, R. y Holubec, E. (2013). Cooperation in the Classroom (9th ed.). Edina, Estados Unidos, MN: Interaction Book Company.

Johnson, D., Johnson, R. y Smith, K. (1997). El Aprendizaje Cooperativo regresa a la Universidad ¿qué evidencia existe de que funciona? Universidad de Minnesota. Estados Unidos. Recuperado de: https://www.researchgate.net/profile/David_Johnson50/publication/267940683_El_Aprendizaje_Cooperativo_regresa_a_la_Universidad_que_evidencia_existe_de_que_funciona/links/54bd2ff60cf27c8f2814b1ae/El-Aprendizaje-Cooperativo-regresa-a-la-Universidad-que-evidencia-existe-de-que-funciona.pdf

Juárez, M., Rasskin, I. y Mendo, S. (julio, 2019). El aprendizaje cooperativo, una metodología activa para la educación del siglo xxi: una revisión bibliográfica. Revista Prisma Social (26). Recuperado de: https://revistaprismasocial.es/article/download/2693/3321

Mendoza, E. y Boza, J. (2020). La huella emocional del docente en las aulas universitarias. Retos y competencias en el siglo XXI. Centro Sur, 4(1). https://doi.org/10.37955/CS.V4I1.38

Mertens, L. (1996). Labour Competence: Emergence, Analytical Frameworks and Institutional Models. Montevideo: Cinterfor/ILO. Recuperado de: https://www.oei.es/historico/etp/competencia_laboral_sistemas_modelos_mertens.pdf

Muñoz, F., Medina, A. y Guillén, M. (2015). Jerarquización de competencias genéricas basadas en las percepciones de docentes universitarios. Revista educación química, 27(2), 126-132. México. Recuperado de: https://dx.doi.org/10.1016/j.eq.2015.11.002

Muñoz, J., Hinojoza, E. y Vega, E. (2016). Opiniones de estudiantes universitarios acerca de la utilización de mapas mentales en dinámicas de aprendizaje cooperativo. Estudio comparativo entre la Universidad de Córdoba y La Sapienza. Perfiles educativos, 38(153), 136-151. Recuperado en 01 de junio de 2020, de: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_abstract&pid=S0185-26982016000300136&lng=es&nrm=iso

Pineda, U., Pérez, G. y Arango, M. (2012). Medición del impacto de las competencias laborales en la productividad de los procesos: caso de una empresa manufacturera. Innovar, 22(45), 37-50. Recuperado de: https://revistas.unal.edu.co/index.php/innovar/article/viewFile/36291/37832

Paez, P., Álvarez, O. y Arámburo, V. (2018). Caracterización de competencias docentes específicas en el área de ciencias exactas. Revista Internacional de Educación y Aprendizaje, 6(4), 177–189. Recuperado de: https://doi.org/10.37467/gka-revedu.v6.1620

Rodríguez, N., Mercedes, L. y Galindo, G. (abril, 2017). Aprendizaje cooperativo integrado al estudio de casos en la activación de la formación de ingenieros industriales. Universidad y Sociedad, 9(2), 68-75. Recuperado de http://rus.ucf.edu.cu/index.php/rus

Rodríguez, A. (2020). La necesaria revolución de la educación universitaria en el Perú. Sinergias Educativas. Pag. 279-287. 5(1). Recuperado de: http://sinergiaseducativas.mx/index.php/revista/article/view/66/152

Rosas, J. (2017). Impacto socioeconómico de la aplicación de la Nueva Ley Universitaria 30220 en las universidades peruanas. Tesis para optar titulación en Economía. Universidad Nacional de Trujillo. Trujillo, Perú. Recuperado de: http://dspace.unitru.edu.pe/bitstream/handle/UNITRU/11577/rosasreyna_julio.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Sánchez, E. (2018). Competencias laborales en los trabajadores del Distrito de los Olivos. Lima: Universidad San Andrés. 2018. 63pp. Recuperado de: http://repositorio.usan.edu.pe/bitstream/usan/72/1/INV14_SANCHEZ_2018.pdf

Santacruz, L., López, L. y Morales, A. (2019). Análisis de modelos de gestión por competencias como fomento a la competitividad en organizaciones del sector textil. Universidad CES. Tesis para optar a licenciatura. Recuperado de: http://repository.ces.edu.co/bitstream/10946/4036/6/1003139951_2019.pdf

Santillana, H. (2019). Aprendizaje cooperativo y competencias profesionales. Tesis de doctorado. Benemérita Universidad Autonoma de Puebla. Puebla, México. Recuperado de: https://repositorioinstitucional.buap.mx/handle/20.500.12371/4528

Slavin, R. (2014), Cooperative learning and academic achievement: Why does groupwork work?. Canales de Psicología, 30 (3), 785–791. Recuperado de: https://doi.org/10.6018/analesps.30.3.201201